Páginas vistas en total

24/4/17

LEYENDAS MITOLÓGICAS PARTE 1

Hola a todos, hoy os traigo una entrada diferente, y es que vengo para hablaros de unos libros sobre mitología de los cuales no hay reseña porque son historias muy cortas, por lo cual haré un resumen sobre que tratan, final incluído, por lo que si no queréis saber como terminan estas leyendas os recomiendo que no sigáis leyendo.
Cuando tenga varios libros leídos de la colección os traeré otra entrada hablando sobre ellos, espero que os guste.

DÉDALO Y EL VUELO DE ÍCARO

En la isla de Creta existió hace muchos años un rey llamado Minos que poseía grandes riquezas y algo que nadie más tenía, un hijo de extraordinaria fuerza con cabeza de toro al cual llamó Minotauro.
Minos decidió llevarlo a un lugar del que no pudiera escapar, por lo que pidió al arquitecto Dédalo que construyese un enorme laberinto de que no pudiese escapar.
Dédalo y su hijo construyeron el laberinto, y cuando hubieron terminado, el rey decidió prohibirles salir de Creta para evitar que revelasen su secreto.
Dédalo encontró una manera de escapar con su hijo, juntos reunieron las plumas de un montón de aves y pegándolas con cera de abeja construyeron dos pares de alas. Dédalo y su hijo comenzaron a volar, pero Ícaro estaba tan emocionado que ignorando las advertencias de su padre decidió ascender hasta acercarse al sol, lo que hizo que sus plumas comenzaran a desprenderse hasta que Ícaro cayó.

ORFEO DESCIENDE A LOS INFIERNOS

Orfeo, un excelente músico y encantador de hombres y fieras, al morir su esposa, Eurídice, decidió bajar a los infiernos para llevarla de vuelta al mundo de los vivos. Una vez allí, con su lira, cantó y tocó una música tan dulce que los dioses le permitieron que llevase a su esposa de vuelta, pero con una condición, Orfeo no podría volverse a contemplar a su esposa mientras se la llevaba. Cuando Orfeo estaba a la entrada del inframundo, no pudo resistirse y se dio la vuelta para contemplar a Eurídice, condenándola para siempre a permanecer en el infierno. Desde entonces, derrotado por dolor, Orfeo no amó a otra mujer, lo que ofendió a la tracias, las cuales lo desmembraron.

LOS VIAJES DE ULISES

Ulises, rey de Ítaca, participó en la guerra de Troya, y a su fin decidió regresar a su hogar junto a su esposa Penélope y su hijo Telémaco, pero los dioses le prepararon un accidentado viaje.
Tras salir de Troya, llegan a Tracia, la ciudad de los Cicones, de la que consiguen salir tras perder a varios compañeros.
Tras reanudar la marcha se encuentra con un viento que les aleja de su destino, y tras varios días de viaje llegan a la tierra de los lotófagos, donde los habitantes se alimentan de la flor de loto. Aquellos que la prueban pierden la memoria. Finalmente, Ulises consigue que los marineros vuelvan a las embarcaciones y continuar con su viaje.
Más tarde llegan a Sicilia, país de los cíclopes, donde habita Polifemo, el más malvado de ellos. Ulises decide explorar la isla, y Polifemo encierra a Ulises y a sus hombres para comérselos. Ulises le engaña y consigue arrancarle su único ojo, lo que hace que su padre lo persiga con terribles tempestades que lo mantienen alejado de Ítaca.
Más tarde llegan a la isla de Eolo, guardian de los vientos, que decide ayudar a Ulises encerrando el viento en una bolsa, pero los compañeros de Ulises la abren y los vientos les devuelven a Eolo, donde el les niega su ayuda.
La siguiente parada es la isla de Ea, donde una maga convierte en cerdos a los compañeros de Ulises, hasta que este consigue devolverles su forma humana. Tras escapar de unas sirenas llegan a la isla de Trinacia, donde sus compañeros atacan a los animales sagrados hasta que Zeus los castiga destruyendo los navíos y matando a todos menos a Ulises, que consigue salvarse.
Más tarde Ulises llega a la isla de Ogigia, donde la ninfa Calipso lo retiene durante 7 años a su lado. Pero Ulises no olvida su hogar, siente nostalgia por su esposa y su hijo y decide escapar construyendo una balsa.
Tras ser reconocido por Poseidón, que destroza su balsa, llega a la costa y con ayuda de los reyes del lugar llega a su hogar tras 10 años.
En su ausencia, su hijo Telémaco se ha hecho un hombre, y su esposa le sigue esperando, rechazando a cada pretendiente que se le presenta.
Penélope. esperando el regreso de su esposo, dice a los pretendientes que se decidirá por uno de ellos al terminar de tejer una prenda, la cual tejía por el día y la destejía por la noche, pero tras ser desvelado su secreto tuvo que terminarla y decidió elegir pretendiente mediante un concurso.
En ese momento, llega Ulises al hogar vestido de mendigo y tras ganas el concurso para estar con Penélope desvela su identidad.

4 comentarios:

  1. Hola!

    Me ha encantado la historia, en este caso conocía las tres, pero nunca viene mal repasarlas.
    besos!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hola!! Gracias por tu comentario en mi blog, espero que si al final te lees a Victoria te guste tanto como a mi.
    En cuanto a tu entrada, ya conocía las historias porque me encanta la mitología, pero nunca me canso de leerla así que me encanto la entrada. ¡Un enorme beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la mitología es de lo mejor del mundo :)

      Eliminar

Un blog se alimenta de los comentarios de la gente. Por lo que no seáis tímidos y dejarme vuestra opinión :)