Páginas vistas en total

5/7/18

Reseña: "La joven de la perla", de Tracy Chevalier

Título: La joven de la perla
Autora: Tracy Chevalier
Autoconclusivo
Editorial: Debolsillo
Nº de páginas: 266
Edición: Tapa dura sin solapas

¿Quién es esa muchacha que parece sonreírnos, bajo un complicado tocado azul, con una perla como único adorno? La modelo que utilizó Johannes Vermeer en uno de sus cuadros más famosos y admirados es un misterio que Tracy Chevalier tomó como punto de partida para escribir una de las mejores novelas históricas de nuestro tiempo: La joven de la perla.
En ella Griet, una muchacha holandesa de dieciséis años, entra a formar parte del servicio en la casa del afamado pintor Johannes Vermeer. Allí, seis niños malcriados campan por sus respetos bajo la volátil mirada de Catharina, la mujer del pintor, su madre, Maria Thins, y un ama de llaves, Tanneke, leal a las dos mujeres que regentan la casa. Griet tiene una manera particular, llena de devoción, de mirar lo que la rodea. Una sensibilidad que, a pesar de la distancia que marca la educación y la clase social, coincide con la de Vermeer. Algo que él ha percibido y que le ha llevado a introducirla en su mundo de artista. La intimidad que crece entre ambos, los rumores que proceden de la envidia de sus iguales, de la lujuria de Van Ruikven, mecenas del pintor, y de los celos de las mujeres harán que, tarde o temprano, llegue el escándalo.



Hola a todos, hoy os traigo mi opinión sobre el clásico "La joven de la perla", un libro que llevaba siglos en mis estanterías pero que hasta ahora no me había atrevido a leer.

Este libro nos transporte a la casa del pintor Johannes Vermeer, donde comienza a trabajar la joven Griet como criada para poder ayudar a sus padres. Durante su estancia en la casa tanto la mujer como las hijas del pintor la hacen la vida bastante difícil, pero el tan solo la pide que pose para él, lo que da lugar a una relación de respeto y admiración muy compleja para los implicados.

Como comenzar con mi opinión sobre el libro, una de las cosas que más me ha gustado ha sido el trasfondo del libro, pues nos cuenta una historia muy intensa entre Griet y el pintor pero sin ser la típica historia romántica que se acostumbra a ver en los libros.

Además, a la hora de escribir, la autora se centra en los detalles más cotidianos y en los sentimientos de cada uno de los personajes, de manera que según vas leyendo vas sintiéndote más y más atraído por la historia.

Sobre los personajes yo creo que a su manera todos tienen cierto protagonismo, aunque también es verdad que unos destacan más que otros.
Como principal tenemos a Griet,una joven de dieciséis años que de pronto se ve obligada a trabajar de criada para poder ayudar a su familia, pero también nos encontramos otros, como Vermeer, un hombre al que solo le interesa pintar y no hace demasiado caso a su familia, o Tanneke, una empleada compañera de Griet que tan pronto la trata bien como mal.

Por último, no quiero olvidar mencionar que el libro también nos introduce en la obra de Vermeer, no solo a la pintura para la que posa Griet, sino también al resto de sus obras.

En definitiva, una lectura que si bien no me ha conquistado de la forma que me hubiese gustado, tengo que admitir que me ha gustado y creo que merece la pena leerla.




2 comentarios:

  1. ¡Hola!
    No conocía este clásico de la literatura... pero la verdad que no me llama mucho, así que lo dejo pasar
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está entretenido, pero no es de mis favoritos la verdad :)

      Eliminar

Un blog se alimenta de los comentarios de la gente. Por lo que no seáis tímidos y dejarme vuestra opinión :)